¿Cómo se utilizarán $6.5 millones de fondos federales en el condado de Rutherford? No hay un plan claro

¿Cómo se utilizarán $6.5 millones de fondos federales en el condado de Rutherford? No hay un plan claro




Traducción por Aarón Sánchez-Guerra

Ha sido casi año después que el condado de Rutherford recibió su primer lote de fondos de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense, (ARPA, por sus siglas en inglés) que podrían usarse para reparar la economía, reforzar programas de vacunación o ayudar a las organizaciones locales sin fines de lucro. Pero el condado aún no tiene planes sobre cómo gastar el dinero. 

Los fondos ARPA de Rutherford no se han utilizado, a pesar de que el Departamento del Tesoro de los EE. UU. distribuyó la primera mitad, aproximadamente $6,5 millones, en mayo de 2021. El administrador del condado, Steve Garrison, dijo que el condado carece de la capacidad administrativa para manejar una subvención tan grande.

“En su mayoría, creo que probablemente todos los condados y municipios se tambalean debido a las incertidumbres”, dijo Garrison. “Cada vez que se trata de fondos federales, hay muchos requisitos reglamentarios, muchos requisitos contractuales que deben cumplir.” 

“Es mucho, y asegurarse de que está marcando todas las casillas correctamente y que se pueda cumplir con un requisito de auditoría, no solo a nivel local, sino también federal, es bastante desafiante”.

Otros condados sin planes ARPA

Aunque navegar por los fondos puede ser una tarea formidable, 

otros condados más pequeños del oeste de Carolina del Norte como Graham, Swain y Cherokee ya han establecido algunos planes definitivos para los fondos. Ellos reciben muchos menos fondos ARPA que Rutherford.

El único condado de esta región que recibe más fondos ARPA que Rutherford que también no ha nombrado proyectos o programas específicos para el dinero es Burke. El gobierno federal asignó aproximadamente $17,5 millones a ese condado. No obstante, la directora de finanzas del condado de Burke, Margaret Pierce, dijo que el condado tiene una ordenanza general sobre cómo gastar el dinero de ARPA. 

“El condado está determinando cómo se utilizarán los fondos”, dijo Pierce. “Con las reglas finales recién publicadas por el Tesoro de los EE. UU. en enero, trabajaremos con los comisionados para identificar sus prioridades y gastos elegibles”.

De acuerdo con la ordenanza de subvenciones del condado de Burke, la mayoría de los fondos de ARPA se destinarán a programas de salud pública. El condado utilizará el resto para proyectos de agua y alcantarillado, abordando impactos pandémicos en la economía y financiando bonificaciones para los empleados esenciales. 

Solamente otros tres condados en la región, Mitchell, Madison y Avery, todos los cuales recibieron fondos de ARPA de al menos $8 millones menos que Rutherford, no han solidificado los planes para el dinero. 

“Todavía seguimos en conversaciones con los comisionados”, dijo el administrador del condado de Avery, Phillip Barrier. 

El administrador del condado de Mitchell, Lloyd Hise, también dijo que su condado establecerá un plan para sus fondos ARPA después de las próximas sesiones de planificación de la comisión. 

La lucha del condado de Rutherford para planificar 

Aunque el gobierno federal estableció cuatro categorías para gastos ARPA aceptables (recuperación de COVID, mejoras de infraestructura, pago de primas y pérdida de ingresos), los gobiernos locales tienen la tarea de determinar cuáles proyectos y programas deben financiar dentro de estas categorías.

Muchos condados del oeste de Carolina del Norte, como Buncombe y Transylvania, han establecido procesos para que las organizaciones sin fines de lucro soliciten fondos ARPA. Garrison dijo que Rutherford probó la ruta de solicitudes. Pero descubrió que eso exigía más allá de las limitaciones administrativas del condado: recibió solicitudes por un total de alrededor de $59 millones después de abrir las solicitudes en octubre. 

Varios otros condados de la región han distribuido sus fondos internamente, otorgando bonificaciones a trabajadores esenciales, financiando proyectos de capital necesarios y apoyando programas de vacunación. Esto también, dijo Garrison, sería una tarea demasiado pesada para que Rutherford la asumiera con su personal actual. 

El departamento de finanzas del condado de Rutherford tiene cinco empleados. Otros empleados del condado, como el personal de tres personas del departamento de planificación, probablemente también ayudarían con la gerencia de ARPA, pero Garrison dijo que manejar millones de dólares federales mientras hacen el resto de sus trabajos sería demasiado para ellos.

La solución, dijo, es contratar una empresa de administración de subvenciones o un empleado cuyo único trabajo sea planificar y ejecutar los usos de los fondos ARPA. 

“Va a ser importante que tengamos a alguien que pueda trabajar con los funcionarios para revisar y definir los proyectos que parecen caber dentro de los criterios de elegibilidad establecidos por el Departamento del Tesoro federal … además de cumplir con los criterios estatales para un proyecto legal”, dijo Garrison. 

El condado de Madison, uno de los tres condados de esta región además de Rutherford sin un plan sólido para sus fondos ARPA, hizo exactamente eso. El verano pasado, el condado abrió una posición para un gerente de ARPA de medio tiempo.

Aunque muchas personas solicitaron, el condado contrató a Ross Young, quien se desempeñó como director de la extensión cooperativa del condado de Madison durante más de 30 años antes de jubilarse en enero. Su contratación fue debida a su experiencia en el manejo de subsidios federales en su puesto anterior, dijo Norris Gentry, el director interino y comisionado del condado.

El condado de Madison no respondió a una solicitud de información sobre el salario de Young antes de la publicación de este artículo. Sin embargo, Gentry dijo que el pago de Young sería un “número notablemente pequeño” y saldría de los fondos ARPA del condado. 

La administración de ARPA del condado de Rutherford saldrá de los dólares de ARPA del condado, lo que, según Garrison, tiene sus inconvenientes. 

“Al fin de cuentas, si vamos a usar el 4% o el 5% de eso para pagarle a alguien para que administre los fondos, ese es dinero que definitivamente podría haberse usado mejor para la programación o para proyectos de capital elegibles”, dijo Garrison. 

Al igual que Rutherford, el condado de Madison decidió contratar a un gerente de fondos ARPA debido a la falta de personal. 

“Consideramos que sería mejor traer a un empleado interno, alguien capaz y con experiencia, y dejar que se convierta en un experto en la subvención federal”, dijo Gentry. 

A diferencia de Rutherford, que tiene al menos ocho empleados que podrían administrar los dólares federales, el condado de Madison tiene solo un empleado en su departamento de finanzas. La administración total del condado consta de solo cinco miembros del personal, dijo Gentry.

Con Young a bordo para administrar los fondos de ARPA, el condado de Madison está por desarrollar un plan para el dinero, que los gobiernos deben asignar para diciembre de 2024 y gastar para diciembre de 2026, según las pautas del Departamento de Tesoro federal. Luego, deben devolver el dinero no gastado al gobierno federal. 

“Espero que se dediquen varios meses de planificación a la construcción de un plan sólido”, dijo Young. 

Sin embargo, Rutherford todavía sigue en las etapas de planificación para contratar a un gerente de ARPA (Garrison no dijo cuándo contrataría el condado al personal adicional), lo que retrasa el uso del dinero por parte del condado. 

Nueve meses después de que el gobierno federal desembolsó el primer tramo de fondos y sin ningún plan, Garrison dijo que es posible que la comunidad se haya perdido el apoyo que el dinero de ARPA pretende brindar. 

“Son los proyectos de capital los que me preocupan”, dijo.

“Algunos proyectos de capital, especialmente proyectos de infraestructura, a veces tardan años en llegar al punto de culminación”.

Ningún funcionario entrevistado para este artículo especuló para qué se utilizarán los fondos de ARPA una vez que se implemente un plan.

Sin embargo, Garrison dijo que la expansión de la banda ancha, uno de los proyectos de infraestructura que llevaría una cantidad considerable de tiempo, era un punto de interés para Rutherford.



Source link